Está demostrado que la aparición de la celulitis está intimamente ligada con los hábitos alimenticios que tenemos. Por eso es fundamental buscar siempre una alimentación sana y equilibrada, que nos ayude a reducir la celulitis o incluso a evitar su aparición. Hay ciertos alimentos, además, que son especialmente beneficiosos para nuestro organismo y que debemos tener en cuenta a la hora de establecer nuestra dieta:

1- Alimentos que estimulan el drenaje linfatico:
Esto quiere decir alimentos ricos en potasio y bajos en sodio.
Así, son recomendables los plátanos, las coles de Bruselas, las patatas, las calabazas, las zanahorias, los melones, etc… mientras que deberían reducirse los alimentos con mucha sal.
Además, se recomienda aquellos alimentos que contengan vitamina C, vitamina E y flavonoides.

Comer alimentos ricos en estas vitaminas constituye una buena manera de aumentar el riego sanguíneo lo que ayuda a eliminar líquidos sobrantes que son los principales causantes de la “piel de naranja” de la celulitis.

2- Alimentos que evitan el estreñimiento:
La ingestión de alimentos con mucha fibra, además de reducir la sensación de hambre, favorecen la eliminación de residuos
sobrantes del intestino. La fibra constituye un elemento
desintoxicante muy adecuado para la prevención o el tratamiento
de la celulitis.

3- Alimentos que evitan la obesidad:
Es conveniente sustituir los alimentos muy calóricos por otros más ligeros. La mayoría de las verduras y hortalizas contienen muy pocas calorías al mismo tiempo que aportan muchas vitaminas y minerales. Las legumbres pueden constituir un plato muy interesante por su
poder saciante y por la cantidad de fibra que aportan.

Fuente: www.mipielsana.com